Hay una variedad de elementos de vital importancia que podrían ser de gran influencia en cómo otras personas te ven. Lo principal es tu ropa, aunque nos cueste admitir que es algo sumamente importante, lo es. Lo principal en todo es tener un porte perfecto, un traje bien planchado, sin arrugas, sin dobladuras, etc.

Para los que apenas están adentrándose en esto de planchar la ropa es posible que conseguir un planchado perfecto sea una de esas pesadillas hogareñas. Lo mejor que hay para remediar eso es conseguir una plancha de alta calidad que pueda remediar la falta de conocimiento.

Te traemos una guía para que aprendas a escoger la mejor de las opciones, y claro… la que se adapte adecuadamente a tu situación.

¿Por qué esta guía es útil? Bueno, aquí las razones:

  • Te estás independizando y aún no sabes mucho sobre electrodomésticos: Si este es tu escenario, con nuestra ayuda podrás escoger la mejor plancha para ti.
  • Si tu plancha no trabaja con todas las camisas: Calma, ya descubrirás cuál es la perfecta para ti.
  • Tu plancha está dañada o ya es momento de adquirir una nueva: Con la ayuda de esta guía práctica podrás resolver este pequeño problema, tan sólo quédate con nosotros.
  • Si no cuentas con horarios flexibles y necesitas una plancha que trabaje mejor en menos tiempo: Entendemos tu situación y te apoyamos. Para personas con vidas rápidas es realmente difícil planchar grandes cantidades de ropa en tres horas del día. La tecnología evoluciona día a día para resolver esos problemas ¡no se diga más!

Selecciona con cuidado tu plancha

Las planchas son un artefacto esencial del hogar. Con esto no queremos decir que físicamente se verán exactamente como tu casa, pero estarán hechas acorde a la necesidad que tu casa imponga sobre ellas. Por ejemplo: un hogar de muchas personas requerirá un aparato potente con alta capacidad. El hogar de un soltero, no necesita tanta potencia en la plancha, sólo una que pueda trabajar bien y rápido.

¿Ya sabes que plancha elegir?, aquí tienes algunos consejos.

Modalidades diversas

Si tu plancha no puede adaptarse a los distintos tipos de tela, hay una diversidad importante de cosas que te pasarán:

Primero: Hay ropa que sin importar cuánto caliente la plancha o cuántos químicos le rocíes no será correctamente planchada. Y no es por la ropa, sino porque la plancha no estará trabajando con el calor adecuado al material.

Segundo: Tu ropa quedará planchada a la perfección, pero tendrá quemaduras por todas partes. Algunos productos caseros resolverán eso, pero es mejor que consigas una plancha capaz de trabajar según el material de lo que debas planchar: poliéster, lino, algodón, etc.

plancha

Salida de vapor

La fuerza de la salida de vapor es directamente proporcional a la potencia de la plancha, busca una que se adapte a lo que quieres.

Si necesitas planchar grandes cantidades de ropa, lo mejor es buscar una plancha que tenga bastante potencia.

Suela de cerámica

La suela de la plancha se verá reflejada en la calidad del planchado de tus prendas. Las suelas de cerámica son conocidas por generar los mejores resultados al momento de planchar la ropa.

El peso

Una plancha con excesivo peso no solamente te generará dolores de espalda y de brazos, hará que tu trabajo sea mucho menos eficiente, por lo que si con una plancha fácil de manipular trabajas cuatro horas, con una así trabajarás sólo dos.

Depósito de agua

Si el depósito de agua es extremadamente pequeño, tendrás que pausar el planchado para recargar. Esto atrasará todo y por lo tanto, pasarás más tiempo frente a la mesa de planchar.