Google Panda

En este mes de junio de 2017 se ha oído hablar mucho de pandas. ¿Por qué? 5.000 € tienen la culpa. El concurso Raiola manda y no el panda es (aún quedan dos días para que finalice) un concurso SEO ideado por David Ayala en colaboración con Dean Romero. El concurso está patrocinado por la empresa de hosting Raiola Networks, que ofrece la friolera de 5.000 € a aquel que mejor consiga posicionar la keyword «raiola manda y no el panda» en la página de resultados de Google desde el día 1 hasta el 25. Seguro que tú también has oído hablar de él, y quizá hasta hayas participado como nuestra agencia SEO en Madrid

Pero este post no tiene nada que ver con el concurso. El concurso me ha servido de excusa, podríamos decir, para hablar de un Panda que nos interesa a todos los profesionales de internet más allá de 25 días. Estoy hablando, cómo no, de Google Panda.

¿Qué es Google Panda?

Panda es una modificación del algoritmo de clasificación de los resultados de búsqueda de Google. Su función principal es disminuir el rango de autoridad de los llamados «sitios pobres», webs de calidad más que discutible. De este modo, Google restituye en las primeras posiciones de su ranking de resultados a los sitios de mayor calidad, aquellos que ofrecen una mejor experiencia al usuario.

Google Panda fue lanzado en el mes de febrero de 2011, únicamente en los Estados Unidos. A Europa y el resto del mundo llegó en abril de ese mismo año, con un efecto de repercusión global.

Se podría pensar que el nombre «Panda» proviene del famoso y adorable oso comedor de bambú, pero nada más lejos de la realidad. La denominación del cambio del algoritmo de Google proviene del ingeniero encargado de desarrollar la tecnología que hizo posible su implantación: Navneet Panda. Resulta un poco triste que, una vez premiado tu trabajo, todos piensen en un oso antes que en ti, ¿no?

¿Cómo podemos evitar los efectos de Google Panda?

Google introdujo la modificación de Panda en su algoritmo para combatir la duplicación de contenido. Google busca que el usuario tenga una experiencia de navegación lo más optimizada posible, por lo que quiere que una búsqueda sea resuelta de forma satisfactoria cuanto antes. El usuario desea encontrar contenido claro, original y valioso, así que Panda perseguirá a todas aquellas webs que lo dupliquen o con un contenido pobre.

Asimismo, Panda también persigue la sobreoptimización de palabras clave, los enlaces basura, las faltas ortográficas o las URLs nocivas, entre otras cosas. Para que Panda no moleste a tu sitio web, ¡trabájalo bien! Si tu web muestra contenido de calidad y no utiliza técnicas Black Hat SEO, no tendrás que preocuparte por el Panda de Google.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *