Un almacén bien gestionado puede alcanzar niveles de productividad muy superiores cuando se presta la debida atención a las actividades que rigen su organización. Dentro de las tareas habituales en la organización de un almacén que más interfieren en su productividad,destaca especialmente  la gestión del tráfico.

Cómo mejorar la gestión del tráfico en grandes almacenes

El concepto de gestión de tráfico contempla principalmente el flujo de trabajadores y maquinaria desde un punto del almacén a otro. Cuando estos trayectos de transición de maquinaria no se han organizado con eficiencia, además de incrementar los riesgos de seguridad derivados de su transcurso, comienza a convertirse en un problema que termina afectando a la productividad y eficiencia del negocio. Por lo tanto, vamos a recomendar una serie de pautas a implementar en la gestión de tráfico del almacén para mejorar la eficiencia del mismo.

Planificar la ruta de la maquinaria adecuadamente

Una de las formas más eficientes y prácticas de manejar el tráfico de un almacén es obtener una mayor comprensión del mapeo y el diseño del mismo con el objetivo de planificar las rutas de maquinaria para permitir que las carretillas elevadoras se desenvuelvan más fluidamente.

 

Para el diseño de la estrategia de planificación es necesario tener en cuenta todos los movimientos que pueden efectuar este tipo de maquinaria, tales como marcha atrás, giros y paradas repentinas. Finalmente también habría que considerar el ancho del carril y asegurarse de que todos tengan una zona de amortiguación de un ancho ligeramente superior para reducir al máximo el riesgo de accidentes.

Mantener las rutas de maquinaria libre de obstrucciones

Este apartado resulta de gran importancia a la hora de garantizar el tráfico fluido de un almacén. Para asegurarse de que las vías de transitación de la maquinaria se encuentran libres dentro del almacén, hay que evitar a toda costa los baches y los derrames. El pavimentado del almacén suele jugar un papel fundamental en este punto y se recomienda utilizar un material poroso que facilite el agarre de los neumáticos.

 

Iluminación y señalizado

Instalar una correcta iluminación y señalizado por todo el almacén facilitará la transición al mismo tiempo que reducirá efectivamente la congestión de tráfico. Para ello puede utilizarse pintura o cinta reflectante, además de colocar marcadores guía en el suelo para señalizar de forma más eficiente los caminos, y zonas peligrosas.

Habilitar zona peatonal

No todo el espacio del almacén debe estar reservado a la transitación de maquinaria, por lo tanto designar una zona exclusivamente para peatones resulta de gran importancia para maximizar el rendimiento del tráfico en un almacén. Para llevar a cabo este área se recomienda la instalación de paneles de visión, además de espejos en las puertas y alrededor de las esquinas con el objetivo de mejorar su visibilidad. Además de esto, sería conveniente marcar mediante la señalización adecuada el área peatonal para evitar que las maquinarias entrar en la zona aportando  tanta separación física como sea posible para evitar cualquier tipo de accidente.

 

Pues aquí concluye nuestra lista de consejos prácticos facilitados por https://estanteriasmetalicas.eu/ para mejorar el rendimiento del tráfico dentro de un almacén. Implementando está sencillas pautas podrás incrementar la productividad de tu negocio sin destinar demasiados recursos materiales ni tiempo en su propósito.